octubre 28, 2007 0 se soltaron el pelo

ensoñación profunda

Todo el amor es sueño

--el mejor áureo sueño de la plata--.

Sueño de alguien que muere,

el amor es un árbol que da frutos

dorados sólo cuando duerme.


Eduardo Lizalde


Soñé que subía las pesadas escaleras hacia la nada mientras tú, allá abajo, buscabas la manera de encontrarme entre tanta basura. Soñé que en mitad de la noche, mientras mis párpados cargados de dudas, miedos y suposiciones caían sobre mis ojos aplastándolos y mi actividad mental se concentraba en crear un universo paralelo, tú, intentabas llegar hasta aquí; que cuando antes del amanecer pedí llorando que me amaras esta noche, aparecías entre las sábanas, como si sólo esperaras la orden adecuada para hacerme respirar.


Soñé que aún de madrugada tú también soñabas. Soñabas que me perdía, que me buscabas entre la gente y la neblina, soñé que soñabas con besarme "de a de veras". Soñé que no había para ti más sueño que éste que juntábamos de madrugada, de noche y claro, también de día, todo el día; que incluso el insomnio más profundo era producto de este sueño. Soñé que defendías este sueño de nuestras propias pesadillas prefabricadas, las tuyas y las mías. Soñé que en medio de la noche despertabas sudoroso, lleno de miedo para llegar a mí.


Soñé que evitaba descargar toda la tradición de reclamaciones neuróticas en tu contra. Soñé que cada día cortabas con paciencia uno a uno mis cabellos de medusa, que aparecías de súbito durante el día en algún rincón no descubierto de mis cuatro paredes de cartón. Soñé que de tanto soñar habíamos perdido la habilidad de hacer cualquier otra cosa, incluso comunicarnos con los demás. Soñé que soñaba en una cama para dos de la que te levantabas temprano para salir a cazar monstruos de día. Soñé que soñaba un sueño de dos.


Esperé con los ojos adormilados que disiparas las sombras con tu tacto. Abrí la puerta y las ventanas, las cortinas también, pero sólo llegó la mañana que sin la menor delicadeza me despertó de un solo golpe en mi cama vacía, individual. Mis párpados siguen cargados de dudas, miedos y suposiciones, de corajes y desvaríos. No reacciono a los estímulos externos, he perdido la capacidad de vivir, sólo me queda soñar tal como ayer, pero un sueño diferente. Esta vez soñaré que sueño un sueño sin despertares, quizá entre tanto sueño tropiece alguno tuyo con el mío, y volvamos a soñar.

octubre 24, 2007 0 se soltaron el pelo

el faro

(Edgar Oceransky)

Dibujas mi silueta de perfil sobre el cristal
y miras hacia el norte con más ganas que deseos de mirar
mis manos dibujándote en el sitio donde no puedes estar
se está volviendo oficio poner tierra y extrañarte un poco más de lo normal
está creciendo el río y se desborda del caudal

La inercia va arrastrándote muy rápido hasta el día terminar
intentas sin lograr hacer más corta la jornada en soledad
yo escribo y trato de ordenar mis sueños y mi vida desde acá
buscando la manera de juntarla con la tuya cada vez un poco más
difícil es hacer más de una cosa sin pensar

Pierde los temores y convierte en mariposas las serpientes
que después de la tormenta calma habrá, no dudes siempre
navegar contra corriente vuelve fuerte si no pierdes el faro que está al final
nunca dejes cabos sin atar

Tú piensas y deseas de este modo con tu vida continuar
sabiendo que esta historia va a tener que repetirse sin parar
yo rezo por que quieras y yo quiero no te vayas a cansar
a veces tiene que dolerte el alma para que te puedas por fin enterar
que hay vida en tus entrañas y no lo puedes negar

Mis hadas te provocan en la mente toda esta intranquilidad
para que no me saques de tu vida y no me logres evitar
tus ángeles me cuidan todo el tiempo de cualquier intempestad
y limpian mi camino de las piedras que pudieran provocar mi tropezar
no es necesario recordar, no puedes olvidar

Pierde los temores y convierte en mariposas las serpientes
que después de la tormenta calma habrá, no dudes siempre
navegar contra corriente vuelve fuerte si no pierdes el faro que está al final
nunca dejes cabos sin atar, nunca dejes guerra sin luchar

octubre 22, 2007 1 se soltaron el pelo

in memoriam

He vivido retraída del mundo, más que antes. Sentada en mitad de la noche estoy desde hace unos meses.

Los amigos se me van, de lejos nos veíamos a veces sólo en travesías insufribles de regreso a casa; otras tantas incluso teníamos reuniones imprevistas en el local o en el cine. En el café de siempre quedan los últimos sollozos de lo que pudo haber sido, la esperanza rota de lo que nunca fue.

Ahora la ciudad se me presenta distinta, las calles están en blanco, los lugares limpios; no hay huellas, ni suspiros, ni abrazos ni nada. Un minuto de silencio por la muerte inesperada e imperceptible de mi vida pasada. Sin saberlo me he ido de este mundo, lo noté cuando al querer comprar una nube sentí el suelo demasiado blando, ya estaba sobre ella.

In memoriam de lo que había sido hasta hace tiempo, de la persona intempestiva, individual, compleja. Dejemos que el tiempo pase... el mejor regalo para los muertos es el olvido.
octubre 10, 2007 0 se soltaron el pelo

común y corriente

Tienes un nombre común

tan común como el camino que recorro,

como el día en que te encontré;

tanto como la inmensa cantidad

de lugares comunes que llenan y llenan

mi vida, las de otros.

Tienes el tiempo corriente

como las calles de antaño

corriente como los días y los años

que hasta ahora han pasado

desde que nos fuimos sin el otro.

octubre 09, 2007 0 se soltaron el pelo

invocación

Efraín Bartolomé


Lengua de mis abuelos habla por mí

No me dejes mentir

No me permitas nunca ofrecer gato por liebre

sobre los movimientos de mi sangre

sobre las variaciones de mi corazón

En ti confío

En tu sabiduría pulida por el tiempo

como el oro en pepita bajo el agua paciente del claro río

Permíteme dudar para creer:

permíteme encender unas palabras para caminar de noche.

No me dejes hablar de lo que no he mirado

de lo que no he tocado con los ojos del alma

de lo que no he vivido

de lo que no he palpado

de lo que no he mordido

No permitas que salga por mi boca o mis dedos una música falsa

una música que no haya venido por el aire hasta tocar mi oreja

una música que antes no haya tañido

el arpa ciega de mi corazón

No me dejes zumbar en el vacío

como los abejorros ante el vidrio nocturno

No me dejes callar cuando sienta el peligro

o cuando encuentre oro

Nunca un verso permíteme insistir

que no haya despepitado

la almeja oscura de mi corazón

Habla por mí, lengua de mis abuelos

Madre y mujer

No me dejes faltarte

No me dejes mentir

No me dejes caer

No me dejes

No.

octubre 08, 2007 1 se soltaron el pelo

por última vez

En el momento en que lo tuvo de frente, con su cabeza entre las manos se asomó a esos ojos pequeños y como en un abismo se dejó caer sólo para mirar por última vez los cuarenta y tres años de amor turbulento que por las noches hacían sacudirse a los cimientos de la casa y por los días, provocaban algo más que un incendio perpetuo.


Tan pronto como la luz en sus pupilas mutó para convertirse en sombras, soltó aquélla cabeza mil veces amada para cerrar la caja y dejarle ir sin ella, por última vez.

octubre 06, 2007 0 se soltaron el pelo

regalo de cumpleaños

Nunca te he dado demasiados regalos, no es lo mío. Jamás saldrá una rosa de mis manos para ti, ni te daré un collar de oro o un vestido de seda.


Hoy no estuve contigo, prácticamente no te vi. El día se me fue como muchos otros, sin ti. Estoy acostumbrada a tus ausencias, a tus huidas repentinas pero hoy de verdad había decidido que cambiaría mi relación contigo. No soy lo que quisieras, quizá nunca seré lo que esperas. Soy una mezcla de tu sangre y la de otro, salí de un molde distinto y en compensación por los tantos años de discusiones y necedades había decidido que hoy trataría de complacerte en lo posible; con tus límites y los míos podríamos convivir como alguna vez esperaste, como siempre has querido con todos y cada uno de nosotros. Hoy de verdad quería volver a sentirte cerca, como aquélla vez en que me perdí y lloraste amargo por mi desaparición. Eres difícil, distante, pero hoy… todo quería darte, decirte lo que hace años no digo, y ni siquiera hablé contigo…


No quiero que te vayas sin que sepas que te quiero, que hace años no me siento en tu cama y platicamos, que extraño todas aquéllas veces que con el mundo a cuestas peleabas por nosotros a día y noche, cerca y lejos, riendo y llorando; que te admiro, que somos diferentes, sí, pero esas diferencias nos hacen crecer conociéndonos y reconociéndonos a diario. Años han pasado y no soy la misma, tú tampoco lo eres, con los años llega la necedad. Te extraño en las noches cuidándome, sé que con cada una sin dormir tú pasas dos de insomnio. Ahora alguien más ha llenado mi corazón y es por eso que te hablo así, como hace tanto no lo hacía; sé que verme feliz te alegra el doble, que me amas de una manera diferente, a tu manera. Hoy, te ofrezco este regalo de cumpleaños que verdaderamente sale desde dentro.


Eres tú quien me defiende de mis miedos, del monstruo que vive debajo de mi cama, el que me asusta por mis noches de desvelo. Otras manos me salvan del mundo pero tú, me salvas de mí. Gracias a tus positivos y negativos es que me haces una mejor mujer, gracias a ti sé que hay grandes diferencias entre una persona y otra y que, amando con todo el corazón se pueden hacer grandes cosas.


Gracias por esperarme hoy, perdón por haberte hecho esperar en vano. Ojalá no hubiera dormido, así habría podido hablar de frente. No soy tan valiente contigo. Te extrañaré hoy más que nunca, hoy que es tu cumpleaños, éste es tu regalo.

octubre 05, 2007 0 se soltaron el pelo

notas sobre nahuatlismos (I cont.)

De Carlos Montemayor. La Jornada


México, D.F. Jueves 04 de octubre de 2007


¿Por qué la escritura es atípica en el caso de tzinco? Porque de acuerdo con todos los ejemplos enlistados hasta aquí, la pronunciación natural es chinco. No solamente hemos visto los anteriores ejemplos de continuidad de sentido en el vocablo tzintli cuando entra en composición con otros vocablos, sino también la permanencia de su valor como fonema palatal africado sordo, particularmente frente a la vocal i, como ocurre también en tzicli, chicle, tzípitl, chiple o tlacuatzin, tlacuache. En algunos casos, puede tratarse de una atracción por el numeral cinco y con la expresión aún común en el siglo XXI de unir y separar los dedos de una mano para expresar que hay “cinco poderosas razones para no atreverse a algo”, es decir, para señalar el fruncimiento del ano. Robelo, tan celoso de la aportación de nahuatlismos a la lengua española, pero tan discreto y apartado del uso de las voces obscenas, no quiso registrar chinco, sino cinco y zinco (lección XCIV), proporcionando, sin embargo, esta útil información: “Todavía los feroces maestros de la escuela de la primera mitad del siglo pasado (es decir, la primera mitad del siglo XIX, antes de la primera documentación del gitano chingarár como fastidiar o molestar) amenazaban a los discípulos diciéndoles: ‘Si no me das la lección te doy doce azotes en el cinco’”. Robelo registra “azotar el cinco” como dar azotes en las nalgas y “echar una chinana” como poner una calilla o supositorio en el ano. Apuntó que la expresión “parece que no le curaron el chincual” se dice de la persona inquieta y de la que gusta de andar en fiestas, y que “yo te curaré el chincual” equivale a la locución castellana “yo te curaré el alhorre”, que se usa para amenazar con azotes a los niños traviesos. Pensamos que las bases semánticas y el radical de la lengua náhuatl pueden explicar una amplia gama de las acepciones, usos y regiones donde la palabra chingar se vincula con “cortos de vestidos”, “fornicar”, “dar por el culo”, “pegar en el culo”, “fastidiar”, “doblegar”, y los derivados de excelencia o poder que alguien puede ejercer sobre los otros en los mismos sentidos de “dar por el culo” o “someter por el trasero a otros”.


Alatorre señaló que “dos cosas son de notar en la exposición de Corominas: primero, la falta de connotaciones ‘obscenas’, salvo el chingar del caló español; y segunda, la ausencia casi total de México, donde chingar no es voz de caló, sino de todo el mundo, y muy fuerte, muy polisémica y muy productiva (...) En todo caso, es un hecho que chingar y su familia son algo muy peculiar de México (...) Según una explicación que corre de manera casi subrepticia (...) la terrible palabra viene de tzintli o tzinco. Así, el significado primario vendría a ser no simplemente ‘fornicar’, sino ‘fornicar de manera nefanda’”.


Agreguemos un dato más, que puede ilustrar el recato de nuestros autores del siglo XIX ante esta voz polisémica y popular. En su México Peregrino, Victoriano Salado Álvarez recuerda que el geógrafo Antonio García Cubas presenció una discusión peculiar en la librería de Andrade, en la primera mitad del siglo XIX, a propósito de la palabra chingar. Lo valioso de la mención de Salado Álvarez es que aclara que el geógrafo aludía a ella como “la palabra H”. Releamos el pasaje de El libro de mis recuerdos, de García Cubas, sobre la tertulia en la librería de Andrade:


Dos de los concurrentes a la librería discu-tían acerca del origen de una palabra mal sonante muy usada por la gente baja del pueblo.

¿De dónde cree usted, señor don Fulano, preguntaba uno, que proceda la palabra H. de que abusan nuestros léperos, sobre todo cuando los ciega la ira?

Evidentemente, señor don Zutano, respondió el otro, viene del latín, y exponía sus razones.

No conformándose este último con tal opinión, expuso sus objeciones, continuando en tal virtud la discusión hasta que acertó a pasar por la puerta de la librería el Sr. Don Andrés Quintana Roo, a quien después de devolverle el saludo que desde fuera a todos dirigía, uno de los contendientes le repitió la pregunta susodicha:

Diga usted, señor don Andrés, ¿de dónde cree usted que provenga la palabra H?

¡De la pulquería! contestó el señor Quintana; y prosiguió imperturbable su camino.


La clave que proporciona Salado Álvarez sobre “la palabra H”, como eufemismo para chingar, resulta muy útil para la historia de esta voz en México. Primero, porque ha sido considerada “mal sonante”. Segundo, porque “los léperos” la usaban con largueza, y particularmente abusaban de ella cuando “los cegaba la ira”, lo cual nos resulta muy comprensible aún a los mexicanos de los inicios del siglo XXI. Tercero, porque Andrés Quintana Roo murió en 1851 y el pasaje lo describe en su condición de paseante; es decir, debemos situar esta discusión sobre la etimología de la palabra 20 o 30 años antes que el registro de Rufino Cuervo, que fue en 1867.


Por tanto, debemos decir que además de los sentidos del chingarár gitano como “disputa, riña o guerra, combate”; del chincana quechua como “taberna de gente baja”; del también quechua chinkai como “perderse, desaparecer”; del araucano chingolo, “especie de gorrión”, y chingue, mofeta o zorrillo, el chingar del mundo cultural náhuatl ayuda a completar y a explicar la riqueza polisémica con que el vocablo ha evolucionado en el español de México.


Texto del escritor, ensayista y traductor incluido en el Diccionario del náhuatl en el español de México, coordinado por el autor, que se presentará el 12 de octubre en el contexto de la Feria del Libro de la Ciudad de México


notas sobre nahuatlismos (I)

octubre 04, 2007 2 se soltaron el pelo

de miedo

El miedo a perder es siempre el más grande de todos, por espeluznantes que sean la aracnofobia, acrofobia, hidrofobia o cualquier otra -fobia, el miedo a perder o dañar cuanto se quiere en verdad no tiene comparación; en términos matemáticos podría asumirse que éste es directamente proporcional a la estima que se siente.

Todos tenemos miedos, para otros pueden ser absurdos pero los propios son anclas que no dejan caminar, a cada paso se siente un tirón en cada extremidad, voltea uno a mirarse y encuentra entonces esa carga ante sus pies, sujetándole.


Hay miedos que son "menores", débiles, que al cabo de un rato se van; hay otros "permanentes" que están ahí todo el tiempo, uno sabe que los padece y por ende, aprende a vivir y convivir con ellos; pero hay otros, los "boomerangs" se van, luego regresan, vuelven a irse y retornan, dan vueltas sin parar alrededor del alma y el pensamiento, los taladran hasta el cansancio con toda alevosía pues justo cuando se cree que han desaparecido lo toman a uno por sorpresa infinidad de veces hasta que llegue una mano que los sujete y los derribe en el suelo para salvación propia y ajena. Yo, padezco muchos de esos, parece que se van, que uno se libera pero pasan las semanas y se asoman de nuevo; he de agachar la cabeza para que no me golpeen en el rostro. ¿Por qué cuesta tanto desprenderse de las cosas que hacen daño?, ¿por qué se olvidan las caricias, los besos, los momentos dulces y en cambio se tienen presentes los miedos, los corajes, las frustraciones?


El miedo es el peor de los males, mis miedos son lo peor de mí...

octubre 03, 2007 0 se soltaron el pelo

notas sobre nahuatlismos (I)

De Carlos Montemayor. La Jornada.

México, D.F. Miércoles 03 de octubre de 2007.

Chingar. El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) registra chingar como proveniente del caló chingarár, “pelear”. Sin embargo, son tan abundantes los sentidos, los derivados y todas las acepciones consideradas como propias de América, que debería llevarnos a sospechar que quizá hay una base lingüística y cultural para explicarlos mejor. Juan Corominas lo destacó en su análisis y se abrió a esta posibilidad en varios momentos, sin llegar a aceptar el náhuatl como una de esas bases idiomáticas. Corominas cree firmemente que la voz es de origen jergal y que su “significado primitivo parece haber sido ‘pelear, reprender’, de donde ‘fastidiar, estropear’, probablemente del gitano chingarár, ‘pelear’, de origen índico; pero no todas las palabras castellanas en ching- derivan de este verbo, pues en América se mezclaron con ellas algunos radicales aborígenes”. Da como primera documentación la de Rufino Cuervo en 1867, que tiene el sentido de “llevarse un chasco”. Después de apuntar la variedad de acepciones en nuestros países iberoamericanos (incluye a Brasil), reconoce la posibilidad de “que el origen de todas estas varias acepciones puede hallarse en la de ‘fornicar’ que tiene chingar en el caló español y que es usual y callejera en el habla de Méjico”, conclusión que me parece infundada en el análisis etimológico que él presenta, pero que podría sustentarse si recurriéramos al náhuatl.

Fundamenta, pues, el origen gitano de la voz como “disputa, riña, represión”, o como “pelear, reñir”, y aun como “guerra, combate”. Pero a pesar de su sólida argumentación tiene que reconocer lo siguiente: “En el caso de que la acepción ‘fornicar’ fuese la primitiva, puede pensarse también en un origen onomatopéyico”, recurso que considera posible si se comparara con el catalán popular fer zing-zing, lo cual, aunque hable bien de su orgullo como catalán, parece caprichoso, por decir lo menos, en su abigarrada exposición.

Cubierto ya el expediente de la dialectología gitana, pasa a afirmar, sin embargo, que: “Por otra parte, es seguro que algunas de las voces son de procedencia americana aborigen”. Del quechua, acepta chinkána, para chingana, “taberna de gente baja, especie de burdel”, y chinkái, “perderse, desaparecer”, para chinga como “idea de haberse perdido o desaparecido algo”. Del araucano, acepta chingolo o chincol, “especie de gorrión”, y chingue o chiñe, “mofeta, zorrino”, vocablos empleados en Argentina y Chile.

Ahora bien, al referirse a la acepción boliviana de chingo como “en cueros”, afirma que la voz “nos lleva”, sin explicar cómo atraviesa no sólo miles de kilómetros, sino decenas de idiomas, “hacia el centroamericano chingo, que en Costa Rica significa ‘corto de vestidos’,... ‘rabón, desnudo, en paños menores’, y en Honduras también ‘rabón’ y ‘corto de vestidos’”. Sin embargo, apunta que “Feraz, citado por Lenz, deriva estos sentidos del náhuatl tzinco, ‘desnudo’” (lo cual, ciertamente, es impropio), pero desecha tal posibilidad porque la voz no aparece en el vocabulario de fray Alonso de Molina y prefiere concluir que “será palabra de creación expresiva, pero no india”. Al final, añade, además de la anterior, dos notables incorrecciones más: afirma que Cecilio Robelo no recoge ese aztequismo y que el costarricense Carlos Gagini dice que tzinco es un sufijo y no una palabra en náhuatl.

Tzinco no viene como tal en Molina, ciertamente, pero de ninguna manera podemos reducirlo a un sufijo en náhuatl (salvo en las toponimias); tampoco significa “desnudo”. Es una palabra compuesta por tzintli, “culo, ano” (que Molina registra como “el ojo del salvo honor”), y el sufijo locativo -co. Esto es, la palabra significa “en el culo”, pero su escritura como voz náhuatl y su pronunciación como nahuatlismo es atípica, según lo veremos. Tzintli aparece en numerosas voces compuestas, vigentes aún en el habla popular de México en muchas regiones del centro, sur, costas del Pacífico y del Golfo. Del siglo XIX resalta chinacate, aparente derivación natural de tzinácatl, murciélago, sentido que todavía tiene en el noroeste de México. Pero la voz tiene otro significado notable no sólo en nuestro tiempo, sino en el siglo XIX, como lo documentan diversos escritores y rimas populares.

La voz chinacate deriva en verdad del náhuatl xinácatl, que significa desnudo. No registran la voz Molina ni Sahagún, pero su uso ha sido amplio en varias regiones. A principios del siglo XXI, por ejemplo, se le aplica en Milpa Alta a los niños que andan desnudos por la casa. También sigue viva la forma verbal toxinacahuizque, que significa literalmente “vamos a desnudarnos”, pero que se emplea todavía hoy como una forma eufónica para invitar a una mujer a hacer el amor.

Joaquín García Icazbalceta registra chinacate como un individuo perteneciente a la chinaca, que a su vez define como “gente desarrapada”, indicando que se le dio este nombre “por desprecio a las guerrillas liberales o gavillas de gente de toda broza, no uniformada”. Registra chinaco, chinaca como “lo mismo que chinacate, y más usado. Todavía se aplican estos nombres a individuos de la misma hez del pueblo”... Eufemio Mendoza explicó que en la guerra de Independencia se dio el nombre de chinaco “a las partidas de insurgentes por su desnudez”. Féliz Ramos i Duarte agrega un uso más, que también registra Cecilio Robelo: pollo chinacate, o pollo nacatón, “el que desde su nacimiento está desplumado”.

Robelo explica que chinacate proviene de tzintli, culo, nácatl, carne: “la carne del culo”. Robelo explica que a “los pollos chinacates, por estar desplumados en el anca, se les ve la carne del culo, y por esto los llaman también ‘culo de fuera’”. Agrega que también significa “gallo o pollo sin plumas” y en sentido figurado “hombre del pueblo bajo; lépero, pelado”. Simeón registra nacayocan como “nalga”, “lugar carnoso”, y actualmente en el náhuatl de Xochiatipan, Hidalgo, se le llama tzinacayo. Así resulta más claro el sentido de “gallo o pollo sin plumas en el ano” y, por extensión, “persona desarrapada o que muestra las carnes por lo raído de sus ropas”. Y esto explica el acortamiento de chinacate en chinaco, nombre despectivo que durante el siglo XIX aplicaron los conservadores a los guerrilleros o soldados de la Independencia y de la Reforma a causa de sus ropas raídas o rotas, datos útiles para que Corominas, si lo hubiera querido, pudiera haber explicado el sentido centroamericano de chingo como “corto de vestidos, rabón, desnudo, en paños menores”.

Ahora bien, chinana es otra voz empleada desde la época de Molina para designar un supositorio en la cura de hemorroides. Todavía significa ahora en la zona de Milpa Alta agarrar a una mujer por el trasero o tener relaciones íntimas con ella; en Jalisco, es una broma de niños que consiste en golpear con violencia el ano con las palmas de las manos unidas. Chinana deriva de tzinana, de tzintli, ano, ana, tomar o agarrar. De aquí surgieron chinanar o chinanear como “tener relaciones sexuales” y aun “molestar o enfadar a alguien”. De estas dos últimas voces tenemos refranes populares. Mientras menos ganas, más chinanas, o sea, cuando menos desea alguien hacer una cosa, más lo requieren o acosan; también, cuando alguien está en situación precaria, se le multiplican las calamidades. Otro: Todas las chinanas son para mí, es decir, todas las molestias recaen en mi persona y no en los demás. Un refrán más contiene la voz chinanear: ¡No me estés chinaneando!, o sea, no me estés chingando, golpeando o fastidiando en el culo.

Chinchayote es el vocablo que designa a la raíz comestible del chayote; por ello se forma de tzintli, “culo” o, en este caso, “base”, y cháyotl, chayote. Se llama chincual o chincualo al sarpullido en los muslos y alrededor del ano de los niños recién nacidos; por extensión, al entusiasmo o excitación en los jóvenes por asistir a una fiesta; usado como plural, se aplica a un grupo de niños traviesos. Proviene de tzintli, ano, y qualo, pasivo de comer, ser comido. De esta voz contamos también con refranes populares. No le curaron el chincual, alude a la persona inquieta y que gusta de andar en fiestas. Traer el chincual o estar enchincualado se dice de quien tiene una inquietud o está muy alborotado por algo. Los derivados chincualudo y chincualuda significan “muchacho inquieto o travieso” y “mujer coqueta”. Todavía se llama chincuete en el centro y sur de México a la manta que se enredan las mujeres a manera de falda y que se ciñe con una faja en la cintura; etimológicamente significa la “falda del trasero”, de tzintli, ano, y cueitl, falda. En la sierra de Puebla se llama tzintatapahtli al pañal, de tzintli, ano, y tatapahtli, tela, o en otras regiones del centro de México, trapo, harapo, y en Molina “manta gruesa remendada”.

Por otro lado (o quizás debo decir, en la misma dirección), chintamal es un viejo vocablo para las nalgas o el trasero, pues se les considera, regocijadamente, “los tamales del culo”, de tzintli, ano, y tamalli, tamal. Todavía se conoce en muchos sitios como chintatlahua a la araña también llamada viuda negra o capulina (Latrodectus mactans), porque tiene un dibujo rojo ventral en forma de reloj de arena. De ahí que el nombre se componga de tzintli, ano, tlatlauhqui, rojo, y la partícula posesiva -hua: “la que tiene el culo rojo”. Por último, machincuepa, que es una maroma o voltereta, proviene de maitl, mano, tzintli, ano, y cuepa, voltear o dar vuelta; esto es “voltear o darle vuelta al culo”.

Texto del escritor, ensayista y traductor incluido en el Diccionario del náhuatl en el español de México, coordinado por el autor, que se presentará el 12 de octubre en el contexto de la Feria del Libro de la Ciudad de México

notas sobre nahuatlismos (I cont.)

octubre 01, 2007 0 se soltaron el pelo

¿volar?... algún día

Entre el cielo y la tierra hay un abismo infranqueable que, aunque gracias a múltiples inventos voladores se ha logrado cruzar de un lado a otro, aún no es posible permanecer arriba de por vida, pues tal como dicta aquél principio físico: todo lo que sube, tiene que bajar. Pues bien, todos en algún momento tuvimos la intención de volar aunque fuera unos instantes; el tiempo, los lugares y las personas pasan y muchas veces por el mismo desgaste a que nos vemos sometidos a diario olvidamos ésa y muchas otras buenas intenciones hasta que alguien o algo aparece y nos hace recordarlo al instante, casi siempre a retrospectiva, como un dejà vu de algo no vivido pero que se quería vivir.

Hace unas horas he tenido un dejà vu de mis ideas primitivas de volar que, aunque aún no lo consigo ya ha comenzado por regresar esa motivación, lo mejor es que ésta fluctúa en ese espacio intermedio entre arriba y abajo y se queda suspendida, congelada en un cubito a dos espacios interiores, hasta que regrese de nueva cuenta, la cadena que me sujeta a ambos extremos del mundo, el real y aquél en que me gusta vivir, el que traigo dentro, donde vives y que, por supuesto, no está en mis planes cambiar, no en un futuro cercano. Gracias por todo.

0 se soltaron el pelo

de arquitectos

Por si ya se les olvidaron todas aquellas veces que nos vimos con cara de muerto y despeinados, que dormimos amontonados en un sillón y cenamos de emergencia en casa de alguien horas antes de una entrega, ahí les va un pequeñísimo recordatorio de que, por más divos que se pongan, ya nos hemos visto antes en nuestros peores momentos. Gracias por todo lo que queriendo y sin querer, compartimos durante alrededor de cinco años. ¡Felicidades arquis!

SABES QUE ESTUDIAS Arquitectura CUANDO...

  • La alarma te dice cuándo dormir
  • sabes a qué sabe el UHU.
  • el café y la coca-cola son herramientas, nunca caprichos.
  • pierdes la noción del tiempo: preguntas la fecha, luego el día de la semana, luego el mes y te da pena preguntar el año
  • ya no te da vergüenza babear en clases, especialmente si la clase es de estructuras
  • tienes 22 años y tienes: Tendinitis (en ambas muñecas), escoliosis, anteojos, migraña o úlcera
  • la calavera de la Piroxilina, (signo del veneno) no te asusta en lo mas mínimo. Total con todo lo que has inhalado y para que hablar del uso en ambientes ventilados
  • sueles pelearte con objetos inanimados
  • has pasado más de dos horas viendo fijamente una maqueta, cutter en mano y uhu en la otra
  • darías tu vida por una librería 24 horas
  • entre los 6.000 palitos de maqueta de la librería, jamás esta el de la medida q necesitas
  • te demoraste todo un año en descubrir el significado de la palabra "abstracto"
  • has andado más de 200mts. con tu maqueta en el techo del auto
  • cada vez que terminas una materia de algún programa de diseño crees que estas súper bien actualizado, pero siempre te das cuenta que hay como 1000 programas nuevos para diseñar que todavía ni conoces
  • CELEBRAS el espacio y OBSERVAS tu cumpleaños.
  • a la gente le da insomnio por tan solo oler tu aliento a cafeína.
  • dominas el contenido nutricional de los pingüinos marinela.
  • tienes el teléfono de Domino's en tu celular.
  • identificas patrones matemáticos en la programación de radio.
  • junto al diurex tienes los curitas.
  • cuando pasan lista se te olvida tu nombre.
  • el profesor de tu clase de las 7:00AM sabe que no cuenta contigo.
  • te ha machucado el carro de tinta del plotter.
  • piensas en los cutters como "males necesarios".
  • pierdes tu cepillo de pelo por una semana y no te das cuenta.
  • cargas un desodorante.
  • cuando intentas comunicarte, emites un gemido continúo y monótono.
  • cuando alguien te habla en esa forma, le entiendes.
  • has tenido esta conversación: "¿Qué te pasa? te ves cansado. -"Es que estudio arquitectura" "Aaah! perdón...no lo sabía"
  • te das cuenta cuando hay un libro nuevo en la biblioteca.
  • cambian tus puntos de vista respecto a la marihuana y la homosexualidad.
  • los estudiantes de medicina te parecen ociosos.
  • has pensado en cambiar a medicina.
  • te has cercenado un dedo.
  • dominas el yo-yo, el trompo y el balero, coleccionas tapitas, latas y envoltorios.
  • sabes que unas "curvas francesas" no tienen nada de excitante.
  • has pasado más de dos horas viendo fijamente una maqueta, cutter en una mano, UHU en la otra.
  • no tienes IDEA para qué es la "Teoría Política", la "Química avanzada" o para qué alguien querría "Matemáticas III".
  • has discutido las formas ideales de los urinales en planta.
  • has comido tres barritas energéticas de un solo jalón.
  • le quitaste el bloc de notas y Word a tu computadora para que sea más rápida. Buscas cómo quitarle "Mi PC".
  • Hablas de grandes arquitectos -vivos o muertos- por su primer nombre, como si los conocieras (Vitruvio, Renzo, Corbu, Norman...)
  • sabes -por conocimiento empírico- que si tomas fotos con flash a una proyección de diapositivas, salen en blanco.
  • ves a Superman y a Batman como meros amateurs en el arte de salvar el mundo.
  • llegas a un restaurante y pides una mesa orientada al poniente.
  • en cuanto pisas un lote baldío, volteas a ver el sol, pateas el suelo y apruebas con la cabeza.
  • Todavía no conoces al duende de las 4 am que te esconde todo!!!
  • La gente se burla de ti, cuando te ven tomarle foto a los baños.
  • Vas a la universidad y ya nadie te conoce.
  • Ves puntos de fuga cuando paseas por la calle.
  • Si tenías amigos, la mayoría de ellos ya no se acuerdan de ti y, los que se acuerdan, saben que no cuentan contigo.
  • Algún profesor te ha preguntado: "Perdona, pero... ¿tu eres de este grupo? No me suenas...
  • escuchas el Himno Nacional dos veces en el radio, sin levantarte de tu silla.
  • te sorprendes cuando ves un señalamiento nuevo en tu escuela.
  • has cambiado tu vocabulario drásticamente "tarea" por "entrega", "bola "por "esfera", "gente" por "usuarios", "hola" por "¿ahora qué?"
  • has dormido más de 20 horas seguidas en un fin de semana.
  • puedes discutir con autoridad el contenido de cafeína en distintas bebidas y su respectiva eficacia.
  • has conspirado para saquear la cafetería en la madrugada.
  • has cabeceado en el baño.
  • puedes ver fijamente a alguien a los ojos y aprobar con la cabeza sin escuchar UNA sola palabra.
  • te preguntan "¿cómo te fue de intercambio?". Nunca te fuiste de intercambio
  • tu hermano(a) cree que es hijo(a) único(a) .
  • has escuchado toooodos tus discos en menos de una noche
  • has escuchado el mismo CD durante más de 48 horas
  • no eres visto en público sin ojeras.
  • no eres visto en público sin lentes oscuros.
  • no eres visto en público
  • cuando recibes una invitación, va seguida de la pregunta ' ¿o tienes mucha tarea? '
  • piensas que todos los que estudian otra carrera en el fondo están bromeando y te preguntas "¿qué harán?"
  • pierdes las llaves de tu casa por una semana y no te das cuenta.
  • comienzas a volarte clases... comidas y cenas.
  • te has lavado los dientes y el pelo en el baño de la escuela.
  • has descubierto los beneficios de raparte o traer el pelo chiquitititito. Has aprendido a apreciar la calvicie hereditaria
  • odias a la gente que te dice "Yo iba a ser arquitecto, pero no me gusta dibujar"
  • por vez primera desde el inicio de tu pubertad dejas los lentes de contacto y usas tus fondos de botella.
  • has usado todo un rollo fotográfico en retratar una maqueta
  • sabes las fechas y horas exactas en que rellenan las maquinitas de dulces de la universidad.
  • eres un reciclador efectivo a la hora de hacer maquetas.
  • has bailado "YMCA" con coreografía y todo a las tres de la mañana sin UNA gota de alcohol en tu organismo
  • tomas apuntes y recados con rapidógrafos, tiralíneas, estilógrafos y plumones de colores.
  • haces trabajos finales escritos, la noche antes de la fecha límite
  • combinas desayuno, comida y cena en UNA gran comida
  • no sabías que ya fueron las elecciones presidenciales.
  • no concibes las vacaciones como otra cosa sino tiempo para dormir.
  • te has emborrachado junto con tus profesores.
  • constantemente creas excusas para explicar a tus profesores de materias que no son de diseño, el por qué no hiciste la tarea.
  • te das cuenta cuando hay un producto nuevo en LUMEN.
  • tienes más fotografías de paisajes y elementos para usar en un diseño, que de gente.
  • no entiendes a la gente que puede gastar menos de $200 en una papelería.
  • alguien alguna vez te dijo "flojo" y quisiste asesinarlo
  • tus pesadillas consisten en no terminar algo o no llegar a tiempo a algún lugar.
  • te preguntas qué hace tanta gente en TU escuela en el día.
  • puedes vivir sin contacto humano, comida o luz solar, pero si se acaba el tonner... caos!
  • cuando te muestran fotos de un viaje, preguntas la escala de la gente en la foto.
  • te extraña que, habiendo tantos adjetivos, la gente use sólo uno o dos por cada sustantivo.
  • puedes animar un proyecto en Director, Flash, colorearlo con Freehand o Ilustrator y ponerlo en una página web, pero no sabes usar Excel.
  • quieres hacer un viaje a pueblos perdidos en los Alpes Suizos que ni siquiera salen en un mapamundi.
  • a tus papás les da miedo usar las palabras como "bonito" o "feo" enfrente de ti.
  • te sientas a ver una película de tres horas porque sale el edificio de un arquitecto conocido por dos segundos.
  • compras revistas de $400 que NO has leído, sólo las has visto.
  • pierdes todos los juegos de "pintamonos" por dibujarle la perilla a las puertas, los rines al coche, la sombra a las personas...
  • cuando te prestan una pluma Bic, haces cara de fuchi
  • no te importan los carros deportivos. Tu carro favorito es aquel que puede transportar las maquetas más grandes y tu compu.
  • diseñas cosas espectaculares sin tener idea alguna de su costo.
  • tu archirrival natural se vuelve un profesionista: DISEÑADOR DE INTERIORES o INGENIERO CIVIL
  • no hay mejor lugar para dormir, que dos restiradores unidos y una mochila de almohada.
  • posees la marca de la modernidad: un callo en la parte baja de la palma de la mano por le uso constante del mouse.
  • tus mejores downloads: Las librerías de AutoCAD
  • has aumentado considerablemente el uso de las palabras 'objetivo', 'subjetivo' y 'relativo'.
  • todos te solicitan para "un dibujito de la escuela", hermanos, amigos, papás y todo tipo de persona que nunca te llama, excepto para el dibujito, que finalmente resultó ser un mapamundi con todos los estados de cada país marcados
  • toda la gente te dice cuánto te quiere y admira tu trabajo cuando hay que hacer un diseño pero....."no hay dinero"
  • a tu pobre computadora ya no le caben más programas, ya tiene AutoCAD, Photoshop, Freehand, Ilustrator, ArchiCAD, Quark , Dreamweaver, Flash, 3D; Studio y otros mil que ni sabes usar..pero... los tienes!
  • has conseguido la habilidad de dormir en cualquier tipo de soporte ya sean lápices, teclados, mochilas, tus compañeros, el suelo, acrílicos, comida, etc.
  • miles de veces has estado en un amanecer, sin embargo nunca viste uno.
  • no importa cuánto te esfuerces por hacer tu mejor diseño, alguien siempre dirá "por qué no le pones esto" o "le cambias aquí" o "yo creo que " pero si...."está bien"
  • dejas de ver a otros seres humanos por meses aunque para ti sólo ha sido un día
  • tu perro te ladra y ya no te reconoce pues has vivido en la escuela por unos cuantos meses, ¿o fueron años?
  • ya no existe mujer u hombre guapo(a) siempre se puede ver mejor
  • siempre tienes la tonta idea de que tu trabajo finalmente será reconocido
  • para ti no hay diferencia entre el horario de verano y el normal.
  • LUMEN es tu segundo hogar, claro que el primero es la escuela.
  • Nace tu nuevo sobrinito y dices "¿a poco mi hermana estaba embarazada?"
  • Tu carro deja de ser un medio de transporte y se convierte en tu almacén, cama, closet... tu fiel compañero.
  • Cuando te preguntan tu edad, prefieres no decir "¿de cuántos me veo? "... siempre calculan de más.
  • Cuando por fin tienes tiempo para salir, tus pensamientos son '¡que mal planeados están los baños del restaurante!' o '¿quién habrá diseñado el menú?'
  • Cuando tu casa cumple la función de hotel, sólo llegas a bañarte y a dormir (de vez en cuando).
  • te cuestionas tu carrera 3 veces por semana
  • te cuestionas tu futuro 3 veces al día
  • al llegar al proyecto de título te cuestionas el no haber estudiado ingeniería comercial
  • Tus amigos que estudian otra cosa no tienen el mismo concepto de TAREA que tú, siempre dicen "Ay pues la haces antes de clase" o "Pues pídesela a alguien" o peor aún "Pues no la hagas"
  • tu novia(o) odia a tu profesor de taller
  • sabes más de la bauhaus que de tus Abuelos
  • Odias que tus papás te digan "Ya duérmete!" o "SI no vas a acabar..pues ya vete a dormir" o hasta la simple pregunta "¿Te falta mucho?" puede llegar a irritarte.
  • te enervas con las frases: “Es que tu no te organizas” o “Ese afán de trabajar en la Noche
  • Cuando has descubierto el peligro de ir al volante después de 48 horas sin dormir.
  • Cuando después de un tiempo necesitas recibir y leer un mail para concientizarte de lo RARA que es tu VIDA!
  • Cuando estás en la UNIVERSIDAD rezas cada día para que pronto termines, aunque amas profundamente todo lo que haces cada día para lograrlo con todo y estos pequeños sacrificios
  • El día que por fin eres un graduado recuerdas con gran nostalgia y muy dentro de ti desearías repetir todo o todavía no haberte graduado, pero eso ya no es posible. (jaaa, la mera verdad no, digo, tampoco es para tanto :P)

Y para quienes no son arquitectos, si tienen un amigo, amiga, esposo, esposa, primo, prima, novio o novia, hermano, hermana... que estudie arquitectura ya saben por qué nunca está en su casa y por qué, cuando está, siempre está dormido...

 
;