julio 24, 2012

Emprendiendo un nuevo camino

Hace algunas semanas decidí cambiar de área de desarrollo y la idea es sólo dedicarme a la linguística para sobrevivir económicamente. En definitiva, el otro ambiente nunca me gustó tanto y aunque me empeñé en seguir por ese camino, al final el resultado no fue bueno, no tanto para mis empleadores como para mí misma, que poco a poco me convencía más de que era, no sólo deseable, sino necesario un cambio. Hoy he llegado a la conclusión de que hice una mala elección de carrera, pues aunque logré terminar la primera de modo más o menos honroso, jamás me ha dado tantas satisfacciones ni le he tenido tanto cariño como la recién concluida en Letras Hispánicas. Tengo esperanza en que el tiempo perdido en esa área será recuperable y daré término a algunos proyectos de investigación que ya tengo en mente.

De esta manera, doy por iniciada una nueva etapa de mi vida, más feliz y largamente deseada, acompañada de otros vicios, recientes y añejos: Café y encuadernaciones.

0 se soltaron el pelo:

 
;